lunes, 1 de febrero de 2010

Desayuno de campeones

Hola, sigo atrapado en Alemania sin poderme regresar. En estos días aunque no lo crean mi comida más esperada del día ha sido el desayuno dada la variedad de alimentos. El resto del día la típica comida alemana, específicamente la de Bavaria, la cual está basada en carne de puerco, ternera, embutidos, siempre complementados con verduras cocinadas y muy muy buena cerveza (de la cual no me quejo).

El Hotel Brößler donde estoy hospedado, aparte del gran servicio altamente recomendable, tienen un desayuno increible el cual incluye todo lo necesario para arrancar el día. Frutas, quesos, cereales, huevos, jamones y embutidos, yogur, al menos 6 tipos de mermeladas, jugos, verduras y sus deliciosos panes recién hechos.

Como la mayoría deberíamos saber, el desayuno es el alimento más importante del día dado a que rompe con el ayuno nocturno de 6 a 12 horas durante el cual las reservas del cuerpo fueron disminuyendo y se requieren recargar para iniciar correctamente el día.

El desayuno debe suponer entre el 20 y 25 por ciento de las calorías ingeridas a lo largo del día. Para que este sea equilibrado debe incluir representantes de los siguientes grupos de alimentos:
  • Frutas. Aportan hidratos de carbono, agua, vitaminas, minerales y fibra.
  • Cereales. Otorgan vitaminas del grupo B y A, minerales (hierro, fósforo, zinc, entre otros) y proteínas. Proporcionan fibras. Son excelentes fuentes de carbohidratos. Contribuyen a la formación y crecimiento de músculos y huesos
  • Lácteos (Yogur, quesos, leche...). Contienen proteínas, calcio, vitaminas A y D, y vitaminas del grupo B.



Además se pueden incluir de forma moderada huevos, derivados cárnicos como el jamón serrano (como recomendación personal no incluir embutidos) y otros alimentos como mermelada, miel, frutos secos y frutas desecadas.

Los beneficios del desayuno son:
  • Aumenta la concentración y la memoria. Muy importante para que los niños y adolescentes tengan un mejor rendimiento escolar dado que un desayuno balanceado aporta la glucosa necesaria para que el cerebro funcione mejor. (Y los adultos en sus labores diarias).
  • Aumenta el rendimiento físico, evita la fatiga y aporta la energía necesaria para el día.
  • Control de peso. Estimulo el metabolismo desde el inicio del día, evitando que el cuerpo tenga que ahorrar energía en forma de grasa.
  • Buen humor. Da una sensación de bienestar durante la mañana.
Lo más importante para que tus hijos coman saludablemente y quieran desayunar es que tu como papá o mamá pongas el ejemplo y desayunes con ellos poniendo el ejemplo.  Cuando son pequeños algunas veces es difícil hacer que coman, por eso mismo hay que ser creativos, tener siempre en mente varias alternativas y tratar de hacer el desayuno llamativo y divertido. Lo más importantes es ponerles atención, conocer sus gustos y su estado de animo. Tal vez no todos los días quieren algo dulce o salado; y ahí es donde debe entrar tu creatividad...

El cambio hacia un desayuno equilibrado no tiene que ser de un día a otro, puede ser paulatino y poco apoco ir incluyendo nuevos alimentos.


Referencias:

No hay comentarios:

Publicar un comentario